Han sido muchas las personas que me han preguntado sobre mi experiencia viajando en El Chepe porque quieren vivirla, pero no encuentran la información suficiente que les responda sus dudas más importantes, por lo que he decidido hacer este post para compartir a detalle todo lo que ahora sé sobre él, y que me hubiera encantado encontrar.

Antes quiero mencionarte que me centraré específicamente en lo relacionado al pasaje del tren y no en los lugares o actividades turísticas. Para eso haré otro post en donde escribiré sobre ello, ya que ambos temas son extensos y no quiero que causen confusión.

Existen varias “clases” en las que puedes viajar abordo del tren. Tengo entendido que son 4: primera clase, ejecutiva, turista y la económica. La primera clase es la más costosa y por ende lujosa, después le sigue la ejecutiva que sigue viéndose de lujo y cómoda, mientras que la turística es como el punto medio entre la ejecutiva y la económica. Esta última es la comúnmente usada por locales, que en lo personal no le pide nada a la turística en cuanto a comodidades, a excepción que te importe tener cerca una barra y restaurante, aunque eso no es problema porque tienes libre tránsito por todos los vagones, por lo que puedes ir al restaurante y ordenar sin problema. El tren es el mismo, únicamente dividieron secciones de vagones por cada clase, pero sólo existe uno.

Ahora presta atención que explico lo más enredoso e importante. La gran diferencia entre las clases, es que la económica a comparación de las otras, esta no aparece en la página oficial para reservar ni está disponible vía telefónica. Se supone que es para los locales, pero todos puede viajar en esta clase sin ninguna restricción (tengo entendido que para los tarahumaras este servicio y cualquier otro turístico de la zona no tiene costo por ser de ahí), por eso es la opción más económica, pero tiene sus limitaciones.

La primer limitante es que sólo puedes comprar el boleto presencialmente una vez abordo del tren y con efectivo, la otra es que no puedes abordarlo al día siguiente, sólo cada tercer día aunque sea el mismo tren, excepto en temporada baja que no opera los días miércoles y jueves. Por ejemplo, si lo abordas un lunes y te bajas ese mismo día en cualquier estación, no puedes volver a abordarlo el martes ni miércoles, sino hasta el jueves. En cambio, las demás clases te permiten abordarlo si así lo quieres cualquier día hasta tres veces con el pase que te dan al realizar la previa compra en el sitio oficial. Por los horarios no te preocupes, el tren siempre pasa a una misma hora tanto de ida como de regreso, pero sólo una vez al día.

Cada que abordas en la clase económica, vuelves a pagar tu boleto y el costo dependerá de la distancia que recorras entre una y otra estación. Si viajas sin tiempos ni itinerario fijo como yo y buscas ahorrarte lo más que se pueda, esta es la opción para ti. De lo contrario, te recomiendo la clase turista o cualquier otra de tu elección que entre en tu presupuesto.

Por lo general, no suele abordarse más de dos veces porque la mayoría prefiere bajar en la estación del pueblo mágico de Creel, que es un punto medio en donde puedes trasladarte hacia la mayoría de los sitios turísticos que hay para conocer, y con el dinero suficiente podrás conocerlos todos. Después puedes elegir volverlo a abordar o tomar un transporte de autobús que te lleve hasta la capital de Chihuahua o a la ciudad de Los Mochis, Sinaloa. No creas que sólo puedes entrar o salir por tren, pero a eso vamos ¿no? Por cierto, el ride también funciona.

Al abordarlo en dirección de Los Mochis hacia Creel, el paisaje natural que observarás en todo el trayecto es realmente hermoso sin importar la temporada que sea parece de película, más aún si lo observas del lado derecho del vagón (aunque tal vez prefieras hacerlo en invierno para que esté nevado).

Tristemente no sucede así al abordarlo de Chihuahua hacia Creel (la otra opción contraria), pues no verás mas que sembradíos de arboles de manzano. Si los conoces, sabrás que cuando no es temporada son solo ramas sin hojas. Esto es muy importante, ya que si no vas a viajar de extremo a extremos (el recorrido completo), lo más conveniente es que salgas desde Los Mochis o llegues en autobús desde Chihuahua a Creel y después abordes el tren hacia Los Mochis o te arrepentirás y recordarás que te lo advertí.

No recuerdo haber estado más de 20 minutos sentado abordo del tren, todo el tiempo restante me la pase entre los vagones para apreciar el paisaje a todo color sin que se interpusiera el cristal de la ventana. La que sí aprovechó el asiento fue mi mochila, mientras que yo aguanté las 6 horas parado que duro mi viaje en total las dos veces que lo abordé. Yo llevaba mi lonche, pero el tren hace algunas paradas en donde los vendedores tarahumaras aprovechan para ofrecer comida muy sabrosa preparado por ellos mismos.

Viajar en El Chepe por cuenta propia resulta mucho más barato que a través de una agencia y no es complicado hacerlo, basta con realizar un itinerario de los sitios que quieras conocer, visitar el sitio oficial para informarte de las estaciones, precios, horarios y hacer tú mismo la reservación para que disfrutes al máximo de esta experiencia única y hagas realidad tu sueño de viajar en el tren. Recuerdo que no fui el único viajero solitario, hasta encontré mochileros extranjeros, familias enteras desde niños pequeños hasta con sus abuelos e hice nuevos amigos que también se convirtieron por un momento en mis fotógrafos personales.

Costo de pasaje en clase económica

Los costos actualizados del pasaje de cada clase puedes encontrarlos en el sitio web oficial, excepto los de la clase económica. Por lo que compartiré los precios que yo capturé en el año 2019 cuando realicé mi viaje, esperando que no hayan cambiado significativamente en la actualidad.

Lo que yo hice fue viajar la mitad del recorrido completo, pues no tenía caso para mí llegar a la capital si quería conocer otros lugares que se encuentran mucho antes y en distinta dirección como por ejemplo la cascada de Basaseachi, entre otros.

Tip viajero

El tren hace una parada obligatoria en la estación Divisadero donde se encuentra un sitio turístico conocido como “Barrancas de Cobre” por un lapso de tiempo entre 15 a 20 minutos, los cuales puedes aprovechar para conocerlo rápido y tomarte una captura con el paisaje de las barrancas de fondo si tu plan no es pasar la noche ahí.

El tren es conocido como El Chepe por la unión de las iniciales Ch (Chihuahua) y P (Pacífico), el cual hace un recorrido por la sierra de los estados de Sinaloa y Chihuahua en México, alcanzando una altura aproximada de 2400 msnm, pasando por montañas, cascadas, 37 puentes de los cuales uno supera los 100 metros de altitud y 86 túneles, uno de ellos hasta con 800 metros de longitud y que al pasar por él parece convertir por un momento el día en noche.